sábado, 28 de noviembre de 2020

LA BROMA

Es agradable comprobar cómo navegan las palabras, lo sorprendente de su etimología y de como el lenguaje de la "gente de mar" se incluyó en el vocabulario "terrícola". 

Una de estas palabras procede de un molusco bivalvo, el Teredo Navalis, que ha postrado al Alma de Viento a una vivencia terrenal durante cuatro largos años, al teredo se le llamó comúnmente "gusano de barco" o "la broma". Este vocabulario viene del griego «βρωμα» (brōma) teredón, de «βρόμος» (bromos) masa de avena. Broma fue acogida en tierra como una persona, cosa o situación pesada o molesta.

En bable llamado "el bichu", y en este caso de un gusto sobresaliente, se zampó algunas tracas enterizas de Pino Rigida con el que esta construido el excelente forro del Alma de Viento, afectándole sobre unos 30-40 centímetros por debajo de la línea de flotación. 

Estos moluscos atacan maderas sumergidas. La broma tiene la concha reducida y transformada en útil perforador, denominada normalmente "cabeza". Su cuerpo está provisto por un extremo de una parte bífida, un sifón doble que permite la circulación y la filtración del agua de mar. Taladra la madera sumergida, consiguiendo digerir la celulosa gracias a un órgano especializado llamado la glándula de Deshayes, que alberga bacterias adecuadas para la tarea. 

El cuerpo del teredo es alongado y vermiforme, formando un tubo calcáreo que se abre al exterior a través de un pequeño orificio en la madera, difícil de identificar, el cual es usado para la entrada inicial del animal en la madera. Durante la vida del animal, el orificio permanece abierto, permitiendo la salida de agua, excrementos y de los elementos reproductores a través de dos sifones, y también es usado como entrada de plancton para la alimentación. Esta abertura puede ser cerrada por dos paletas calcáreas, localizadas lateralmente a los sifones y accionadas por fuertes músculos, impidiendo la entrada de partículas o de animales indeseables. Por medio de contracciones del músculo aductor, la broma hace que los dentículos de la región anterior de la concha raspen la madera, retirando partículas que sirven de alimento, siendo su "gusto" por la madera, variable, de acuerdo con el género al que pertenezca. 

Este bivalvo descrito y bautizado por Carl von Linné en 1758 produce una larva que presenta una forma inhabitual entre los bivalvos, ya que se alarga y desarrolla hasta alcanzar los 20 cm. La larva es libre y planctónica. El adulto coloniza las maderas sumergidas: cascos de naves, buques, pilotes, postes, árboles, troncos, entre otros, creando una galería de 30 cm donde pasa el resto de su vida. Este molusco de apariencia frágil está dotado de una resistente "cabeza" perforadora capaz de taladrar las duras maderas tropicales, inaprovechables hasta el siglo XX para la industria, por su dureza. Se alimenta de la madera que desmenuza, pero se nutre principalmente, como la mayoría de los bivalvos, filtrando el agua que circula en su organismo por medio del sifón situado en el extremo posterior de su cuerpo. Las paredes de la galería que excava están solidificadas por una fina secreción blanca calcárea, que forma un tubo de 20 a 30 cm, lo cual le permite vivir largo tiempo en maderas frágiles, esponjosas, blandas o muy descompuestas. Vive probablemente en simbiosis con bacterias que le ayudan a atacar y digerir la madera. Distintas especies de bromas y teredos pueden vivir en un mismo tronco flotante o sumergido, asistidas de numerosas especies de crustáceos isópodos (limnories), los cuales se sitúan sobre todo en el exterior del tronco. 

Los teredos se encuentran en todos los mares, pero son más frecuentes en aguas templadas y de baja salinidad, por lo cual su impacto para la navegación europea fue mayor en la era de los descubrimientos y la navegación tropical. La broma era una amenaza real. Existen varios relatos de navíos totalmente perdidos debido al debilitamiento del casco por la acción de la broma. En lugares con escaso aporte de oxígeno, como los sedimentos marinos o en zonas de gran aporte de agua dulce, la madera se halla a salvo de su ataque.

La broma tiene una forma esbelta que recuerda a la de los gusanos (su nombre en inglés es "shipworm", gusano de los barcos, tiene nombres similares en alemán y en otros idiomas), pero posee las características estructuras de los bivalvos. Las valvas de la concha son pequeñas y separadas, y se sitúan en el extremo anterior del "gusano", lo que facilita su uso para excavar la galería. 

Para limitar los daños de los teredos se forraban los cascos de los buques con chapas especiales, de maderas más densas o más gruesas. El daño era de tal orden que se realizaron experiencias con otros materiales de mayor coste. Al final se elegiría el cobre, protegiendo el casco con chapas de este metal. Tras el descubrimiento de las pinturas anti-vegetativas en el siglo XX fue sustituido por estas. 

A principios del siglo XIX, el ingeniero británico Marc Brunel se inspiró en el comportamiento y anatomía de la broma para mejorar la tecnología de los túneles. Basándose en sus observaciones sobre la forma en que las valvas de la broma le permiten a la vez excavar un túnel en la madera y protegerse de ser aplastada por los movimientos del material, Brunel diseñó un ingenioso marco modular de acero para túneles, que permitía a los trabajadores excavar con éxito a través del lecho del río Támesis, muy inestable. Consiguió con su invento el primer túnel de gran longitud construido bajo un río navegable.

martes, 9 de agosto de 2016

En Asturias...

Actualmente Alma de Viento está en varadero en San San Esteban de Pravia (costa central de Asturias) donde van a comenzar los necesarios trabajos en obras viva y muerta.
Desde aquí hacemos un llamamiento a todo el que esté interesado en echar una mano,que haya navegado con nosotros,quiera hacerlo,quiera aprender a navegar o simplemente le apetezca participar en el proyecto.
Además de colaborar directamente en los trabajos de reparación podéis hacerlo difundiendo el proyecto,creando red con otros proyectos o colectivos afines,haciendo donaciones materiales o económicas, proponiendo trueques...
No dudéis en consultarnos para cualquier cuestión o propuesta.

viernes, 22 de julio de 2016

El Canal Du Midi Y canal Lateral del Garonne

El Canal... ya habiendo pasado unas semanas de haberlo cruzado, parece corto... Después de atravesar Sete, nos adentrábamos en otra etapa, ya con el barco calvo de palos y con los obenques para tensar los palos (que te desollaban las espinillas al girarte de repente,  y no te acababas de acostumbrar a la reestructuración de la cubierta), cruzamos la laguna de Thau entre dudas de donde comprar la Vignete y demás (que duraron hasta la salida del canal...).

viernes, 10 de junio de 2016

Sete

Después de que el golfo de León, nos diera un buen meneo nocturno, descubrimos con agradable sorpresa, que esa luz que marcaba nuestro rumbo, era el faro del puerto de Sete. Biiieeen!!!
Estamos rendidas casi tenemos que entrar a puerto con las velas. El motor hace el amago de no arrancar. Las baterías no se cargan bien, ya tenemos otro trabajo en la lista. Finalmente arranca, entramos al puerto de Sete y nos amarramos en pleno centro.
Solo bajar, nos hacemos una foto de grupo, para celebrar que hemos llegado, y acabamos de cocinar el risoto de la cena de ayer. La tormenta nos impido cocerlo.

viernes, 27 de mayo de 2016

Barcelona - Sette

Soltamos amarras el lunes día 10 abril que al final fue el martes a las 0300 de la madrugada. Entre tanto tuvimos tiempo de repostar a garrafas, que embarcaramos toda la tripu que iva a compartir este viaje, de despedirnos de Dani con el que hicimos la última cerveza antes de marchar y tiempo tambien de que cambiaran los vientos que estavan en contra. Se nos alargo la cosa vamos.

viernes, 18 de marzo de 2016

Soltar amarras, de Valencia a Asturias

Queremos emplear nuestra embarcación en aquello que siempre nos ha impulsado, dar a conocer otras formas de estar y de contemplar la vida de un modo más acorde con nuestra ecología.

Nuestro proyecto actual es zarpar rumbo a Asturias a colaborar con distintos colectivos y utilizando como escenarios al Alma de Viento y a los antiguos y preciados puertos del Cantábrico desarrollar actividades de tipo cultural como herramienta de transformación personal y social.

A su vez, buscamos otras vías paralelas que nos den el impulso económico necesario, estamos abiertos y agradecidos a las ideas que podáis aportarnos, teniendo siempre muy en cuenta aquellas aguas por las que no deseamos navegar.

Seréis parte de esta tripulación en la forma y medida que deseéis, podéis colaborar en trabajos de a bordo, navegación, logística, económicamente, tejiendo red...y lo mas importante, regalándonos una sonrisa.

Zarparemos de Valencia a primeros de Abril rumbo a Sete, para atravesar Francia por el canal de Midi que nos llevará al Golfo de Vizcaya. Recalaremos unos días en las proximidades de Barna para compartir con los cofrades de Recla-mar y participar en los talleres en que podamos ser útiles.

Personalmente siento mucho no poder concretar con mas precisión las fechas, pero el tipo de navegación, los trabajos de a bordo, la burocracia, imprevistos y la falta de medios me crea muchas incógnitas...

Un abrazo.